fbpx

Decálogo de consejos y herramientas para afrontar la crisis del covid-19 como una oportunidad para el cambio

Una situación novedosa, que genera máxima incertidumbre, y sin tiempo de adaptación que produce ansiedad,…. pero también las crisis son grandes oportunidades de cambio, nos permiten rehacernos, nos hacen conectar con lo más profundo de nosotros para que podamos cambiarnos con sabiduría.

ras las diferentes sacudidas que llevamos viviendo estos últimos meses y por lo que pueda venir todavía, que esperemos sea más favorable de lo que auguran, he querido escribir el artículo de hoy desde el enfoque de la crisis como escenario de oportunidad para reinventarnos.

No quiero ser simplista y deciros, como la canción, “que los males duran un suspiro” y que pronto volveremos a lo de antes, porque sencillamente no lo creo, pero es que quizás, si lo pensamos bien, la vida de antes era muy mejorable, pero ahora, ante la incertidumbre del devenir, jugamos a recordarla idealizada.

En poco tiempo hemos visto como hemos perdido nuestros derechos de un plumazo, cómo lo cotidiano se había vuelto excepcional, cómo habíamos ido cediendo el poder, y lo frágiles y desprotegidos que nos sentimos cuando el miedo se apodera de nuestro ser. Como todos, he pasado por innumerables fases: incredulidad, desubicación, terror, alerta, desesperación, impotencia, control… hasta que un día me dije basta y decidí parar y volver a recuperar mi centro.
Consejos de belleza para cuidar la piel del rostro por el uso de la mascarilla 002 - EDER Zentroa, tu centro de belleza integral en Donostia - San Sebastián

Incertidumbre

Quien más y quien menos está acostumbrado a llevar una vida “planificada”, y el no saber cómo evolucionará la situación provocada por la pandemia del coronavirus genera miedo ante un futuro incierto en lo laboral y en lo personal, y eso angustia y paraliza.

Dicen que el secreto del cambio es enfocar la energía hacia lo nuevo, así que en vez de malgastar mi energía en darme cabezazos contra la pared, comencé a ponerla en lo que realmente era importe, es decir, yo misma, el único valor seguro cuando todo lo demás es incierto.

Sin pretensiones de sentar cátedra, os traigo unos pequeños consejos que a mí me han servido para cambiar el chip y volver a recuperar mi poder, porque uno siempre puede elegir y cuanto antes nos pongamos las pilas, antes nos levantaremos. ¿Preparado? …. ¡empezamos!

CONÓCETE A TI MISMO

Si en algún momento era importante ser honesto contigo mismo es ahora, descubre tus fortalezas, virtudes y verdaderas pasiones. También es momento de dragar tu particular ciénaga y como Dorian Gray debes mirar de frente miedos, vicios y debilidades, solo lo justo para que no te muerdan el trasero después con autosaboteaje. No les dediques demasiado tiempo, solo acéptalas, es tiempo de construir, tranquilo que ya se encargará la Vida de ponértelos delante cuando toque solventarlos.

Los tiempos de crisis revelan lo más plutoniano, lo mejor y lo peor que llevamos dentro. Haz un reseteo, sin juzgarte, simplemente, obsérvate con distancia, encuentra tiempo para aprender más de ti, pasar más tiempo contigo, restablecer tus propios códigos y sistema de valores.

Cuanto más te conozcas, más te querrás, tendrás menos miedo, aumentará tu confianza y seguridad, encontrarás tus verdaderas motivaciones y te sentirás más a gusto en tu propia piel.

REINVÉNTATE

Date permiso para ser una nueva persona, para que mueran partes de ti que ya no te sirven, o te separan de lo que realmente quieres, recuperar otras verdaderamente importantes y permitir que aflore una nueva versión que tenías oculta.

Hay un ritual ancestral precioso donde puedes dibujar o escribir esta nueva visión que tienes acerca de ti, y “sembrarla”, literalmente, junto con unas semillas, en un tiesto, un jardín, en el monte…. como si acabaras de llegar, preséntate de nuevo ante la Tierra tal y como quieres ser.

A medida que brotan las plantas, tu nueva autoimagen también se instaurará en tu subconsciente y desde ahí crearás una realidad diferente para ti.

UTILIZA EL SENTIDO COMUN

Si algo me ha enseñado esta situación es que si te dejas arrastrar por el miedo puedes llegar a perder lo más básico, el sentido común.

Sé que cuando se nos mueve el suelo, nos desesperamos y queremos agarrarnos a lo primero que tenemos cerca y nos aterra soltarnos, pero esto es solo una solución a corto plazo.

Trata de informarte, contrastar diferentes opiniones sobre una misma situación te enriquecerás y ampliarás tu campo de visión. No existe una verdad única, y menos en situaciones tan complejas. 

Escucha, duda, investiga y comparte… encuentra puntos de unión y comienza a construir desde ahí. 

EL PODER DEL AHORA

Dedica unos minutos cada día observar tu respiración, tu cuerpo, tu mente, tu entorno. No hagas nada, solo para, respira y observa, llena tu vida con tu sola presencia.

Recuerdo que cuando empecé esta práctica, se me olvidaba, la eludía… así que utilicé, como recordatorio, un hábito que ya tenía incorporado: beber agua. Cada vez que cogía la botella para dar un trago, tuviera donde tuviera mi cabeza, respiraba profundamente y volvía a mí.

APRENDIZAJE CONTINUO

Decía Albert Einstein que la mente que se abre a una idea nueva jamás vuelve a su tamaño anterior. Deja de enfocarte en las limitaciones, no te frenes simplemente porque no sabes hacer algo. Indaga, investiga, no te avergüences de empezar de cero, tengas la edad que tengas.

Si quieres generar una realidad distinta a la que tienes ahora, tendrás que ser distinto tú también. Uno va creciendo a medida que va construyendo sus sueños. Recuerdo a un amigo que me llamaba “Rolling Release”, como los ordenadores, porque constantemente me estaba actualizando. Mantén un aprendizaje continuo.

CAMBIA TU MANERA DE HACER LAS COSAS

Si algo me enseñó la vida anterior es que el esfuerzo no garantiza el resultado, a veces, no te das cuenta y estás sentada en una mecedora: ya puedes moverte con todas tus fuerzas, hasta caer rendido, que no avanzarás ni un metro.

Aprende a sistematizar, y desapégate, no seas fetichista ni con los procesos, ni con los elementos ni porque los controlas, ni porque un día te hicieron crecer.

LA IMPORTANCIA DEL AUTOCUIDADO

No me cansaré de repetirlo: cuida de ti, no lo delegues en los demás. Ten disciplina, implementa rutinas, dedícate tiempo…

Sobre todo estos días, en vez de dejarte atrapar por el miedo y la necesidad de control, fortalece tu sistema inmunológico. Aliméntate bien, haz deporte, infórmate de los suplementos que pueden ayudarte, mantén rutinas de higiene físicas y mentales.

Cambia de patrón: en vez de dedicar tanto tiempo en hablar de la enfermedad, investigar y aprende a cultivar tu salud, a ver si por fin cambiamos el paradigma y nos educamos en mantenernos sanos y no en combatir la enfermedad.

LA AYUDA DE LAS FLORES

Cuando oí por primera vez las flores de Bach, pensé que se estaban refiriendo a una obra del famoso compositor alemán; mi sorpresa vino después cuando comencé a indagar en el maravilloso trabajo del médico inglés Edward Bach y sus innumerables aplicaciones.

  • Mimulus: para tratar los miedos conocidos.
  • Verbena: para no dejarse llevar por fanatismo.
  • Manzano: para la necesidad de limpiarse constantemente, miedo a tocar, a ensuciarse…
  • Aspen: para tratar los miedos abstractos, indefinidos, la sensación de que algo va a pasar…
  • Cherry Plum: para cuando nos vemos desbordados y tememos perder el control o volvernos locos…
  • Sweet Chestnut: para cuando nos sentimos desesperados.
  • Rock Rose: para tratar el terror paralizante.
  • Walnut: para sentirnos protegidos…

Solo de Bach hay 38 flores, pero hay muchos otros sistemas; Triunidad, del Mediterráneo, California, Bush… indaga, solicita sesión con un profesional.

ACABA CON LAS RELACIONES TÓXICAS

Hay personas que no quieren salir de su agujero, por mucho que les tiendas una mano, solo quieren compañía dentro de él y al final, te drenan la energía, te desaniman, cuestionan, te proyectan sus propios miedos…

Si este es tu caso, evita este tipo de compañías en estos momentos. Cuando uno está al límite, aprende a ser selectivo y lo superfluo, lo que se hace por compromiso, por caer bien, por ser educado, por aparentar… cae por su propio peso y aflora una personalidad poco pulida a veces,  pero más auténtica.

Elimina de ti también tus propios discursos tóxicos de “no podré”, “no valgo”, “no soy suficiente”, “a ver si me creo yo más que nadie”, “me quedaré solo”… y comprométete  firmemente contigo.

La confianza en uno mismo es de vital importancia

No hay mayor seguridad ni mayor nivel de confianza que el que te aportas a ti mismo. Si no das ese paso, si no confías en ti, es dificil que consigas los objetivos que te marques.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

Paradójicamente, durante los días de confinamiento, fui consciente de que soy parte de un sistema humano.

Me explico: Un día, ante la visión desoladora que en mi cabeza se repetía una y otra vez, metida en pleno bucle, de pronto, me puse a pensar en que esa situación también estaría siendo vivida , de una manera similar, por millones de personas, con mayor o menor gravedad, en diferentes lugares, con otras caras, otros contextos… pero la misma lucha. Y no es que “mal de muchos consuelo de tontos”, sino que, por primera vez, nos imaginé a todos juntos pero separados, librando la misma batalla en soledad, y eso me acercó más que nunca a aquellos de los que me habían separado.

Creo que como especie, estamos viviendo un momento histórico, una oportunidad como ninguna de alcanzar la madurez pero, al fin y al cabo, como individuos y como grupo, porque, tal y como nos contó Eduardo Galeano, no somos otra cosa, que un mar de fueguitos.

“Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.

Y a la vuelta, contó.

Dijo que había contemplado, desde allá arriba,

la vida humana.

Y dijo que somos un mar de fueguitos.

– El mundo es eso – reveló -.

Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.

 

No hay dos fuegos iguales.

Hay fuegos grandes y fuegos chicos

y fuegos de todos los colores.

Hay gente de fuego sereno que ni se entera del viento,

y gente de fuego loco que llena el aire de chispas.

Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman;

pero otros, otros arden la vida con tantas ganas

que no se puede mirarlos sin parpadear,

y quien se acerca, se enciende.”

Eduardo Galeano

OTROS ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Rituales de belleza y signos del zodiaco

Creemos que hacemos nuestras elecciones de belleza y estilo de manera consciente, pero ... ¿y si te dijera que cada uno de nosotros tenemos un signo del zodiaco que nos condiciona mucho más de lo que pensamos a la hora de elegir?La astrología y sus signos del zodiaco...

leer más

EDER Zentroa

Apasionadas por la belleza y el bienestar desde nuestros comienzos en 1999, nuestro centro está diseñado para ofrecerte experiencias de belleza únicas que abarcan todos los ámbitos necesarios para cuidarte por dentro y por fuera.

HORARIO

Lunes a Jueves, de 09:30 a 19:00

Viernes, de 09:30 a 17:30

Sábado, de 09:30 a 13:30

DATOS DE CONTACTO

Serapio Múgica, 8 - Bajo

20016 Donostia

Teléfono 943 39 63 44

info@ederestetika.com

Pago Seguro - EDER Zentroa, tu centro de belleza integral

UBICACION

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This